La policía de barrio en Valencia lleva más de cuatro kilos de peso EN EL CINTURÓN

    Desde que la Jefatura de Policía puso en marcha el uso de las PDas en la policía de barrio de la 4ª Unidad de Distrito, los Agentes han empeorado en cuanto a condiciones de salud se refiere.

    28/01/2010.

    Soportan el gran sobrepeso que  supone el llevar colgado del cinturón, una PDa y una impresora además del arma, la emisora, la defensa, los grilletes y talonario. Esto impide que se pueda conducir, subir escaleras, correr, reducir o socorrer a una persona, con la suficiente libertad de movimientos. Deberían tener un peso mínimo ya que la Policía de Barrio trabaja a pie. 
     Por otro lado, el hecho de que tengan que sujetarse en la cintura, hace que cada vez que se usa, haya que abrirse el chaquetón para poder imprimir el boletín, lo que se convierte en un continuo abrir y cerrar de la prenda de abrigo en la vía pública.
    La PDa no es funcional para la Policía de Barrio, puesto que se emplea mucho mas tiempo para efectuar una denuncia o una deficiencia. El hecho de tener que rellenar unas pantallas dificulta al Agente, cosa que sucede con los boletines habituales. 
    Para CCOO, la forma de implantar la PDa en la Policía de Barrio es negativa, solo sirve como medio recaudatorio a costa de pérdida de condiciones laborales y además carece de información de utilidad como legislación y callejero, que serviría para consulta al Agente. 
    CCOO tiene constancia de que los policías implicados han comunicado su malestar al mando correspondiente y espera que la Jefatura de Policía Local solucione estos problemas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.