CCOO insta al mantenimiento de servicios esenciales del sector marítimo-portuario y a la responsabilidad empresarial

    CCOO advierte de la petición de iniciación de procesos de ERTE en empresas del sector marítimo portuario, a pesar de haber sido considerado decisivo en la cadena logística, y de estar manteniendo exportaciones, importaciones y movimientos de mercancía, con un número de tráficos portuarios similares a periodos anteriores a la crisis y, en muchos casos, incluso con repunte de la actividad y de escalas.

    31/03/2020.
    .

    .

    Algunos de los expedientes de regulación de empleo presentados tienen carácter nacional en empresas Transitarías, de Tráfico Exterior muy importantes también en el ámbito local de los puertos de Valencia, Alicante y Castellón, Navieras de Cruceros y en empresas del sector de la pesca, cofradías de la Comunidad Valenciana, barcas de pesca, con una cascada de solicitudes de ERTES de fuerza mayor y de actividad, por la falta de seguridad y de demanda, según indica la patronal, de productos frescos y también, cabe recordar, algunos de los despidos que se han producido en empresas de acuicultura en la provincia de Valencia, el mismo día de la declaración del estado de alarma.

    CCOO es consciente de situación extrema gravedad que estamos viviendo, de las dificultades económicas, de la destrucción del empleo, de la necesidad de garantizar los salarios y la recuperación de la ocupación. Para ello, insta a utilizar todos los mecanismos legales disponibles, y apela a la responsabilidad empresarial para minimizar el impacto que puede suponer la aplicación de estas medidas. El sindicato urge a actuar conjuntamente con solidaridad y concienciación, y para superar las adversidades que vamos a sufrir en los próximos meses, para que no se profundice la precariedad de las personas más vulnerables.

    Contexto

    El marítimo es un sector muy amplio y con muchos subsectores, en el que conviven de empresa públicas y privadas, en el que cada vez se hace más necesario la coordinación de las distintas actividades para mejorar la eficiencia y eficacia, y sobre todo para priorizar por la seguridad de los trabajadores/as, y la protección de la salud y seguridad laboral. El trabajo en los puertos y en la mar es imprescindible para la ciudadanía, y refleja la importancia de dicha actividad que, además de ser fundamental con su aportación en el presente, lo será también en la futura recuperación.

    El R/D 463/2020, de 14 de marzo, que declaraba el estado de alarma, ya establecía limitaciones a la movilidad, solo habilitaba el desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación, y profundizaba en medidas de contención para evitar la propagación del CORONAVIRUS en todo el territorio nacional. Los Puertos Españoles forman parte de las infraestructuras críticas y estratégicas nacionales, y en consecuencia todas aquellas personas que desempeñan su actividad laboral en ellos, prestando servicios esenciales para el resto de la población. También se indicaba la necesidad de mantener los trámites aduaneros, con las empresas Transitarías y Consignatarias y el resto que participa en la cadena logística.

    Tras la crisis sanitaria y la continua propagación del COVID-19, se vuelven a implantar nuevas medidas más restrictivas en la movilidad, y se limita aún más aquellas empresas que van a poder continuar su actividad. En el anexo del nuevo Decreto-ley 10/2020, se vuelven a incluir las tareas marítimas portuarias como esenciales en el abastecimiento de la ciudadanía.

    Entre tanto, se publicaba el R/D 8/2020, para mitigar el impacto de esta crisis en la salud, lo económico y social, se establecían una serie de medidas excepcionales en lo laboral, con procedimientos de regulación de empleo por causas económicas, técnicas, organizativas y de fuerza mayor, con la adaptación horaria y flexibilización, teletrabajo, y con la última propuesta de los permisos retribuidos recuperables, para negociar su devolución después del día 9 de abril, que permite dar otras opciones a las empresas y a los trabajadores afectados por la inactividad.

    Toda la comunidad portuaria (estiba, terminales, mantenimiento, transitarias, aduanas, operadores de carga y descarga, consignatarias, Autoridad Portuaria, Sasemar, tráfico marítimo, pesca, acuicultura, transporte, centros logísticos), sigue al frente de la actividad, exponiéndose a un alto riesgo de contagio, comprometidos con la sociedad, mejorando la gestión, la distribución, la comunicación, y el transporte.

    Necesitamos una vez más, poner en valor y hacer un reconocimiento para quienes sustentan y garantizan una vida digna, para que podamos mantener una aparente normalidad, mientras estamos confinados, pero en unas condiciones mínimas, con los productos básicos necesarios, y con material imprescindible para garantizar la salud de las personas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.